La Clave para Bajar de Peso

Jul 05
Blog moni

En este artículo te quiero compartir la mejor manera de bajar de peso. De antemano te advierto que NO te voy a decir qué, cuánto y cómo comer, sino que te voy a dar una perspectiva nueva y profunda acerca de este tema.

Para bajar de peso, la clave más importante está en la manera en que te AMAS A TI MISMO. No hay manera en la que puedas bajar de peso de forma permanente sin que primero llegues al punto de amarte incondicionalmente desde un principio.

El amor incondicional es puro en esencia y no tiene objetivos ni expectativas. No es el resultado de una emoción ni reacciona de un modo u otro según sean las acciones o sentimiento de los demás. El amor incondicional simplemente ES. En este caso, amarte incondicionalmente significa que no necesitas cambiar absolutamente nada tu aspecto físico para verte con ojos amorosos.

Hablando desde mi propia experiencia, y desde los resultados que he visto en mis pacientes tanto de México como Nueva York, te puedo asegurar que si bajas de peso sin aceptarte y amarte en el proceso, lo único que vas a obtener como resultado es una versión físicamente diferente con la que empezaste, pero emocional y mentalmente igual. Esto a su vez trae como consecuencia que el cuerpo regrese a su peso original o en algunos casos, aún más pesado.

Escucha bien: No es posible obtener un resultado diferente y duradero si el nivel de consciencia con el que actúas no cambia. Es decir, para obtener un resultado diferente, es necesario que cambies el nivel de consciencia con el que creaste el estado que quieres modificar. Y todo empieza amándote y aceptándote a ti misma/o.

El cuerpo y todas sus células responden a tus emociones, y si lo único que reciben de ti son críticas y rechazo, tu cuerpo no va a cooperar para que puedas bajar de peso y estabilizarte en tu peso ideal. Estar luchando contigo mismo no te lleva a ningún lado y tu cuerpo lo percibe de manera innata.

En nuestra cultura aprendimos a darle prioridad a los demás y a ponernos en último lugar e incluso excluirnos. Nunca nos enseñaron a amarnos y valorarnos a nosotros mismos. Y solamente cuando nos queremos incondicionalmente y nos aceptamos con gran respeto y compasión podremos ofrecer eso mismo a los que nos rodean. Quererte a ti misma/o es lo que viene primero, querer a los demás es el resultado posterior inevitable.

Amarte a tu mismo, en este momento, sin importar cómo te veas, te abrirá las puertas a tener el cuerpo que quieres, y a mantenerlo sano y vital. El amor por uno mismo, por nuestro cuerpo y por los demás va de la mano. Todos somos Uno y estamos interconectados. Tener conciencia de nuestra propia divinidad y lo que valemos simplemente por el hecho de estar vivos nos puede ayudar a saber que nuestro cuerpo es merecedor de ese amor incondicional. Y una vez que realmente comprendemos esto, nuestro nivel de consciencia cambia y los resultados que obtenemos de nuestras acciones reflejan ese estado de amor.

Es hora de que te ames incondicionalmente y sin basarte en lo que percibes en tu mundo externo, incluyendo tu figura física. Después de esto verás como todo lo demás, incluyendo tu peso, llegará de la mejor manera posible.

En luz y amor,
Mónica

SUBIR A MENÚ