Baja de Peso Con tu Mente

Sep 08
Blog moni

Este artículo es la segunda parte de mi artículo pasado, en donde te platiqué acerca de la capacidad que tiene tu mente para dirigir la energía de la comida que ingieres. El día de hoy te seguiré hablando de este tema y haré un anuncio muy especial al final…... ¡Así que empecemos!
Tal y como se explicó en la primera parte de este artículo, todo es energía, y a medida que empieces a percibir tu mundo de esta manera, te darás cuenta de que la comida también es energía sumamente moldeable, ligera y rápida. 

La realidad es que todo lo que existe en este Universo está compuesto de energía-inteligencia-consciencia. A su vez, todo lo que podemos ver como materia física se forma a partir de esta energía. Nuestro cuerpo, nuestras células y la comida que ingerimos es energía que está constantemente cambiando. Es justamente desde este campo de energía que nuestras ideas, pensamientos y sentimientos se coagulan para aparentar ser materia física. Ya sea un pastel de chocolate, una manzana, una roca o una silla, todo es energía que tu mente puede dirigir. 

Un pastel de chocolate no tiene más poder sobre tu peso del que tiene una zanahoria, ya que la energía no puede pensar o tener malas intenciones.  En este paradigma, tanto el pastel de chocolate como la zanahoria son energía neutra que pasaría por ti y sería eliminada si no interfirieras en este proceso con tus pensamientos y creencias. El pastel de chocolate no hace que subas de peso, sino que las ideas y emociones que tienes acerca de ese pastel causan que subas de peso. Tus pensamientos tienen el poder de hacer que el pastel tenga un efecto positivo o negativo en el peso de tu cuerpo.

Frecuentemente mis pacientes me dicen: “No estoy comiendo más. Casi no estoy comiendo nada, y sigo subiendo de peso”. Esto es verdadero para ellos, pero la realidad es que la comida no es la culpable de esos kilos de más. Tienes que entender que la energía detrás de los pensamientos es lo que genera resultados, y es lo que causa que tu cuerpo reaccione de cierta manera para hacer realidad tus pensamientos. Si te das cuenta, algunas personas se mantienen delgadas sin importar lo que coman, y otras se mantienen con sobrepeso sin importar cuántas dietas hagan. 

Hoy en día la mayoría de las personas se sienten víctimas de su peso y la comida. No están conscientes del poder de sus palabras y pensamientos, y no pueden entender que su peso realmente se debe a lo que están pensando y no a la comida en sí. Tus pensamientos son los que dirigen la energía de la comida, la cuál siempre va a seguir la dirección que tú le des. Cuando las personas dicen: “Este helado se va a ir directamente a mis caderas”, están esculpiendo la energía en esa dirección, pero le echan la culpa al helado…. 

Y esto no solo pasa con la comida, sino que a menudo nos encontramos diciendo cosas negativas y dañinas acerca de nuestro cuerpo o nuestra forma de ser. No nos damos cuenta que cada vez que dirigimos este tipo de energía hacia nosotros mismos, cada una de nuestras células lo percibe y se crea una disonancia interna. Esta espantosa auto-crítica solamente se queda incrustada en nuestra forma física. Y así, poco a poco empezamos a hacerle daño a nuestro templo sagrado (que es el cuerpo), sin darnos cuenta de que nuestras palabras, sentimientos y creencias son mucho más poderosos que lo que imaginamos, y los efectos que crean son vastos. Es hora de que seas mucho más cuidadoso/a de lo que piensas y lo que te dices a ti mismo. 

Y ahora, con todo orgullo y emoción quiero anunciar que muy prontamente estaré dando un curso en línea en donde te enseñaré a BAJAR DE PESO CON TU MENTE. Este curso fue creado a raíz de mi experiencia personal y la experiencia con mis clientes alrededor del mundo, y puedo decir que realmente crea resultados excepcionales…. Por ser un curso que daré por primera vez, estoy buscando a un grupo muy pequeño y selecto que quiera formar parte de él, y el precio al que se estará dando será a MITAD DE PRECIO. Así que si estás interesada/o y quieres recibir más informes, por favor mándame un correo a monica@monicarodriguez.com.
Con amor y consciencia,
Mónica
wwww.monicarodriguez.mx

SUBIR A MENÚ